¿Qué es la directiva Whistleblowing?

Nueva normativa europea en materia de canal de denuncias para empresas

Hoy viernes 17 de Diciembre entra en vigor, tanto en España como en el resto de países de la UE, la Directiva UE 2019/1937 relativa a protección de personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión, también conocida como Directiva Whistleblowing.

El término whistleblowing (traducido literalmente, “hacer sonar un silbato”) encuentra su origen en la necesidad de que una empresa tenga la capacidad de ser alertada por sus propios trabajadores, proveedores o clientes acerca de posibles incumplimientos legales que se produzcan dentro de su ámbito de control.

En sentido práctico, las empresas de más de 50 personas trabajadoras, públicas y privadas, tendrán la obligación de implantar este sistema de denuncias. Si bien las empresas de entre 50 y 249 personas trabajadoras dispondrán de un período transitorio de dos años para ello, es decir, hasta el 17 de diciembre de 2023.

Según marca esta nueva directiva, el canal debe ser una herramienta de la empresa puesta a disposición de todas sus partes interesadas, con el fin de poder denunciar o revelar posibles infracciones o conductas irregulares que se puedan estar cometiendo en el seno de esta. Además, debe ser confidencial y garantizarse su accesibilidad y visibilidad. Asimismo, las compañías también deben garantizar todos los derechos que asisten a las partes implicadas.

El mayor escollo a la hora de implantar esta regulación es, como todo lo relacionado con el cumplimiento normativo en materia empresarial, el hacer ver a las entidades que se trata de una regulación que opera no sólo en beneficio del mercado sino de la propia empresa. Es importante recordar que en el ordenamiento jurídico español, las empresas son responsables penalmente y el contar con un buen sistema de compliance contribuye a su seguridad jurídica. Que el canal exista, funcione y pueda ser utilizado sin temor a represalias por los interesados es un elemento que se ha probado útil a la hora de minimizar irregularidades.

En María Luisa Bautista Abogados contamos con un departamento de Compliance (cumplimiento normativo) para empresas, y estaremos encantados de asesorarle en esta materia en caso de que su mercantil se vea afectada por esta nueva directiva europea.