impuesto de sociedades

¿Qué es el Impuesto de Sociedades?

El Impuesto de sociedades es un tributo de carácter directo y naturaleza personal que grava la renta de las sociedades y demás entidades jurídicas.

Tiene un carácter directo: se aplica sobre la obtención de la renta como prueba de la capacidad económica del contribuyente.

Es de carácter personal: tiene en cuenta las circunstancias particulares de cada contribuyente a la hora de concretar la cuantía que ha de abonarse por este concepto.

¿Quiénes son los contribuyentes del Impuesto de Sociedades?

Las entidades tanto si tienen personalidad jurídica como si no, siempre que tengan su residencia en territorio español.

Entidades con personalidad jurídica propia obligadas

Entre las entidades con personalidad jurídica propia están las sociedades mercantiles: sociedades de responsabilidad limitada, sociedades anónimas, colectivas, laborales, etc.

Pero también las sociedades civiles con objeto mercantil. Así como las sociedades estatales, autonómicas, provinciales y locales, sociedades cooperativas, sociedades unipersonales y las agrarias de transformación.

Igualmente están obligadas al Impuesto las asociaciones, fundaciones e instituciones, tanto públicas como privadas y los entes públicos y las agrupaciones de interés económico (AIE).

Entidades sin personalidad jurídica propia obligadas

Y entre las entidades sin personalidad jurídica propia también están sujetas al Impuesto de Sociedades las uniones temporales de empresas (UTE) y los fondos de pensiones, inversión, capital-riesgo, regulación del mercado hipotecario, titulización, de garantía de inversiones y de activos bancarios. Así como las comunidades de titulares de montes vecinales en mano común.

Quién no está obligado a pagar por el Impuesto de Sociedades

No son contribuyentes del IS, y tampoco tributan en el IRPF, determinados entes sin personalidad jurídica (herencias yacentes, comunidades de bienes, etc.) ni las sociedades civiles sin personalidad jurídica y aquellas que la tengan, pero no tengan objeto mercantil.

Las rentas obtenidas por las entidades en el régimen de atribución de rentas se atribuyen a los socios, herederos, comuneros o partícipes, aunque la obtención de rentas la realice materialmente la propia entidad, que además es contribuyente por el IAE y por el IVA.

Exentos del Impuesto de sociedades

Existen excepciones a la obligación de declarar.

De un lado, gozan de exención total y no tienen obligación de declarar determinados entes del sector público (Estado, CCAA, Entidades Locales y sus organismos autónomos, entidades gestoras de la Seguridad Social, Banco de España, etc.).

Por lo que estas entidades no tienen que presentar las declaraciones de liquidación del impuesto, cumplir los requisitos contables y registrales, ni darse de alta en el índice de entidades, entre otras.

De otro, gozan de exención parcial las entidades e instituciones sin ánimo de lucro, benéficas o de utilidad pública, organizaciones no gubernamentales, colegios profesionales, asociaciones empresariales, cámaras oficiales, sindicatos, partidos políticos, etc. Al ser parcial, sí están obligados a declarar las rentas obtenidas.

En María Luisa Bautista Abogados, en Pozuelo de Alarcón, contamos con profesionales especializados en asesoría en materia fiscal y tributaria, que le asistirán en sus necesidades en esta materia ya sea en cuestión de información, declaraciones, períodos ejecutivos, etcétera.