Derecho de alimentos tras una separacipon o divorcio. Dereho de alimentos hijos menores y mayores dependientes

¿Qué es el Derecho de Alimentos? Concepto y extinción de este derecho

Una de las premisas básicas que todas las personas deben de atender en su ámbito familiar es la de procurar un apoyo en las relaciones y convivencia dentro de esa esfera. Por ello, en este artículo se expondrá el llamado derecho de alimentos y la correlativa obligación de prestarlos, cuya regulación se establece en el Título VI del Libro I del Código Civil que lleva por rúbrica “De los alimentos entre parientes”.

Concepto y situaciones en las que se imputa el derecho de alimentos

Para empezar, es necesario plantearse qué son los alimentos y quiénes son las personas obligadas a prestarlos. En primer lugar, hay que precisar que quien tiene el derecho a recibir los alimentos se denomina alimentista y el que tiene la obligación de prestarlos, alimentante.

 

Derecho de alimentos tras una separacipon o divorcio. Dereho de alimentos hijos menores y mayores dependientes

 

El artículo 142 del Código Civil no aporta una definición concreta de alimentos, sino que señala cuál es su contenido cuando dispone que: “Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica” (párrafo 1º); que “los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable” (párrafo 2º); y también “los gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro modo” (párrafo 3º).

Así, son los cónyuges y los ascendientes y descendientes quienes tienen un derecho y obligación recíprocos de prestarse alimentos cuando concurran los presupuestos exigidos por el Código, esto es, la existencia de un vínculo conyugal o parentesco, un estado de necesidad en el alimentista y la posibilidad económica del alimentante. Durante el matrimonio, es evidente que carece de sentido una reclamación de alimentos a tenor de los deberes conyugales preceptivos. Por tanto, la posibilidad de la reclamación de alimentos entre cónyuges sólo podrá producirse bien mientras se tramita su separación, nulidad o divorcio; o bien en los supuestos de separación de hecho.

Atendiendo a los dos últimos presupuestos señalados, hay que destacar, por un lado, que la necesidad es aquella que el alimentista no está en condiciones de satisfacer por sí mismo, no siendo preciso que se llegue a una situación de indigencia. Por otra parte, la posibilidad económica del alimentante es la que le permita atender a sus propias necesidades y a las de su familia y, además, poder atender a la deuda alimenticia.

 

Derecho de alimentos tras una separacipon o divorcio. Dereho de alimentos hijos menores y mayores dependientes

 

Extinción del Derecho de Alimentos

Finalmente, la obligación de alimentos puede extinguirse según las siguientes causas tasadas en el artículo 152 del Código:

  1. La muerte del alimentista. Si se produjese el fallecimiento del alimentante, sus herederos quedan exentos de dicha obligación, aunque puede darse el caso de que, por la relación familiar que les una con el alimentista, éste pueda reclamarles alimentos.
  2. Cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia. La extinción es aquí provisional, hasta que el obligado vuelva a contar con medios suficientes. Si la disminución de medios del alimentante no suprime del todo su capacidad de socorrer al alimentista, la obligación de aquél se reduce: no se extingue.
  3. Cuando el alimentista pueda ejercer un oficio, profesión o industria, o haya adquirido un destino o mejorado de fortuna, de suerte que no le sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia.
  4. Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido alguna falta de las que dan lugar a desheredación.
  5. Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos y la necesidad de aquél provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo, mientras subsista esta causa.

 

Tras la exposición de alguna de las ideas fundamentales acerca del concepto de alimentos y el derecho a percibirlos, en María Luisa Bautista Abogados ponemos a su disposición un equipo de profesionales especializados en Derecho Matrimonial que le asesorarán y le asistirán en todo procedimiento relacionado con esta materia.